Este blog está dedicado a mis hobbies, ganchillo con alambre, viajar, cocinar y ante todo mis pequeños peluditos.
En el desplegable "Archivo del blog", tenéis todas las entradas disponibles.

domingo, 30 de marzo de 2014

Malasia (II)

Esta segunda parte de Malasia, comienza el día 8 de Abril de 2012 llegando a Phuket.



 Desembarcamos en la playa de Patong y nos fuimos de excursión todo el día en unos barcos pequeños a la "Isla de James Bond".
La isla está bastante alejada de Phuket, con lo cual tardamos bastante en llegar, pero las vistas por el camino merecieron la pena.



El nombre de esta isla realmente es Ko Tapu y en el momento que veáis las fotos la reconoceréis porque ahí se grabaron escenas de la película: "El hombre de la pistola de oro".




La marea estaba bastante baja pero aún así, ¿reconocéis el sitio?




De vuelta al barco, fuimos en unas lanchas rápidas. Hicimos una parada en el camino para tomar algo, en un lugar con casas sobre unos pilotes de madera. Muy originales.



Estando allí, se nos hizo de noche y volvimos en unas lanchas rápidas que yo creí que nos matábamos, porque iban a mucha velocidad y no se veía nada. Pero al fin llegamos sanos y salvos a Phuket y después nos llevaron a un restaurante  a cenar.
Esta es la entrada ¿a que es bonita?


9 de Abril. Seguimos este día también en Phuket. Vimos un poco la ciudad próxima al puerto y nos llevaron a una excursión, fundamentalmente a ver y subirnos en elefantes en el "Island Safari". Fué una experiencia buenísima y muy divertida. Ya veréis.




Nos explicaron como a partir de la savia blanca de unos árboles y tras un tratamiento, se obtenía el látex. Todo ello mediante fabricación casera.






Vimos un espectáculo con unos pequeños monitos (que yo no las tenía todas conmigo, porque tenían cara de pocos amigos). Pero allí estaba yo, manteniendo el tipo.


Lo mejor de toda la excursión sin lugar a dudas fue cuando nos subimos a los elefantes.
Nada más empezar el recorrido, nos pararon en un kiosko por si queríamos comprar plátanos (era una gran bolsa con plátanos muy pequeños) para darles de comer por el camino. Y claro que los compramos.

La anécdota viene cuando vamos a darle el primer plátano al elefante y mi marido me dice: ¿pero hay que pelarlos o se los comen con cáscara y todo? y yo lo miro con cara de: ¡¡¡y a mi que me cuentas, que yo tampoco le he dado de comer nunca a un elefante!!!. El "chófer" de nuestro animal nos mira con cara de: "otros turistas que no tienen ni pajolera idea..." y nos hace señales para que se los demos enteros: en definitiva lo que nosotros suponíamos, jajajaja.


¿Veis que "espabilaos" los elefantes?. Los jod.. no paraban de pedir uno tras otro.


Y se apuntaba hasta el que venía detrás, porque los muy "ratas" de los que iban encima, no habían comprado plátanos. Así que allí estábamos que no dábamos abasto con tanta hambruna.


A los elefantes les habían colocado una especie de banco encima y ahí íbamos nosotros, como unos marajás.




Tras el paseo y las fotos, nos llevaron a otro espectáculo con cachorros de elefantes.


Si si si, el atrevido que se puso debajo del elefante para demostrar que no lo iban a aplastar es mi marido. Yo dije que me negaba, por si las moscas,...


Mirad ¡¡¡¡que monos!!!!


Tras  la excursión en "Island Safari", nos llevaron a ver el Templo Wat Chaiyahararam






Y lo último de la excursión de ese día fue ir a una fábrica en la que tras recolectar estos frutos, los preparan con una infinidad de sabores. Antes de que os diga que son, (no hagáis trampa y lo miréis más abajo). ¿Sabéis qué son?





Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, son anacardos, aunque parezca increíble. Yo personalmente no los había visto nunca ¿y vosotros? (quiero decir en el árbol, porque en la bolsita del supermercado si los he visto y comprado muchas veces, jajajaj).
Los había con sabor a ajo, a cebolla, picantes, .... . Ya ni me acuerdo.
Nosotros compramos dos o tres bolsitas para probar y estaban todos bueníiiiiiiiiiiiiiisimos. Probamos de más sabores porque los tenían en cestos para degustación.

Y hasta aquí esta segunda parte de Malasia, espero que os haya gustado.

Besos.






viernes, 28 de marzo de 2014

Malasia (I)

Como lo prometido es deuda y si mis cuentas no fallan, según vuestra votación os voy a enseñar las fotos y os explicaré un poco el viaje que hicimos mi marido y yo en Abril de 2012 por Malasia.

Empezamos en Singapur, donde estuvimos del 4 al 6 de Abril y a partir de ahí nos embarcamos en un crucero por Malasia y también desembarcamos en Phuket (Tailandia).

En Singapur, nos alojamos en el Regent Hotel que estaba muy cerca de Orchard Road, una de las principales calles comerciales  y a la que fuimos dando un paseo.

De lo primero que vimos fue un templo hindú que nos llamó muchísimo la atención por lo recargado pero a la vez original. El que veréis a continuación es el Templo hindú Sri Veerama Kaliamman.



También vimos el Singapur Flyer que es aún más alto que el London Eye. Si el inglés mide 135 metros de altura, el de Singapur mide 30 metros más (vamos, unos 165 metros, aclarado para el que no vaya muy bien de mates, jajaja)
 La pena es que tuvimos esos días nublados y las fotos no salieron tan bonitas como yo esperaba.


Teníamos muchas ganas de ver el super hotelazo de la piscina en todo lo alto de las tres columnas: el Marina Bay Sands.
Estuvimos a punto de alojarnos en él, pero estaba un poco apartado y al final nos decidimos por el Regent y fue muy buena opción.


 El símbolo de Singapur: el Merlion, mitad pez y mitad león, muuuuy bonito. Mira de frente al Marina Bay.




Y a la espalda del Merlion, hay otro pequeño (a escala del grande), más "de andar por casa".  ¿Veis al fondo el Marina Bay?. Como os decía antes, muy apartado.


7 de Abril: Como el día 6 embarcamos en el crucero, el día 7  ya estábamos en Kuala Lumpur (capital de Malasia).
Las Torres Petronas son impresionantes.



Stesen Keretapi: Estación del ferrocarril, con una arquitectura original y mezcla de diseños occidentales y orientales.



Esta fuente está fuera de la Mezquita Nacional, pero llegamos a una hora que estaba cerrada a los turistas, así que continuamos nuestro recorrido.


Mirad, la boda que vimos al pasar delante de otra mezquita (mi marido se quería colar en el banquete, pero la verdad es que daba mucho el cantazo, jaja)


Royal Selangor Club en la Plaza Merdeka.


Otra vista de la plaza con el edificio del Sultán Abdul Samad al fondo (con las cúpulas en bronce) y a lo lejos se ven las Torres Petronas. (El "pirulí" es el autóctono, no es un error de "copy&paste" del de Madrid).


Dios, que "caloruzo" que pasamos ese día.


Primer plano de uno de las "casitas" del Señor Sultán, ahí nada.


 Petaling Street, es una calle peatonal para comprar souvenirs, comer y dar un paseo. Es agradable.


Continuará........